miércoles, 26 de octubre de 2011

Días muy completos que pasan en un vuelo

Trato de encontrar tiempo para ponerme al día y lo único que veo en mi cabeza es la tira de Mafalda en la que Miguelito no sabe si es un segundo o un mosquito lo que pasa zumbando ante sus narices.
En fin, empiezo narrando una semana de no parar de ésas de Barcelona. Empiezo por el sábado 15 de octubre.
Nunca se me habría ocurrido ir a Sitges. Sí, soy muy friki, pero no de ese tipo. No me llama en absoluto... hasta que me entero de que el estreno mundial de Ushima-Next se celebra el sábado 15 de octubre, a las 15 horas, en el Casino Prado. Imperdible, por supuesto, ver la puesta de largo del 1984 de Orwell hecho imagen, con cosas de Matrix, cosas de eso que se ha dado por llamar "cine pánico" y que protagoniza un gran actor como Dani Amor. Allí estábamos el club de fans con sede en Sant Cugat del Vallès, a costa de llegar tarde al gran evento mundial que se celebraba el 15-O. Aunque estaba en nuestro plan: UNIDOS POR UN CAMBIO GLOBAL.
Posteriormente había que celebrar el estreno, por supuesto, y además la visita de la señorita Ricitos de Oro que dejó su isla durante unos días para celebrar y celebrar lo que tocara celebrar.
Y celebrar, celebrar... el domingo celebramos cumpleaños número 1 yéndonos (era la clave, irse, irse) a Montserrat, a una masía a ponernos morados muy a la catalana...
Vino bien tanta comilona para prepararse para la semana del diseño: Barcelona Design Week, 17-21 de octubre de 2011.
Sentirse como una fan loca ante una estrella del rock mientras alguien explica cómo hizo una alfombra es... muy de diseñador. Eso fue el lunes.
Dividirse para que el vidrio llegue a todas partes, a una charla, a una exposición. Eso fue el martes.
Descansar el miércoles para intentar ir al balonmano y descubrir que Barcelona no és bona porque el tráfico se vuelve imposible y aparcar una odisea... Me quedé con animar desde twitter ¡Vamos mi Pucela, vamos campeón! y ¡a por ellos, oé!
Ecodiseño, diseño sostenible, respeto por el medio ambiente, los diseñadores hemos de ser conscientes de los recursos de que disponemos y preocuparnos por la fabricación de productos que no se carguen nuestro planeta ya que es el único que tenemos. Eso fue el jueves.
Pero el jueves tuvo segunda parte de concierto-conciertazo En persona de los reis Sidonie, que cantaron, se sentaron a tomar unas copichuelas mientras contaban los avatares en respuesta a lo que se le ocurría a su público, invitaron a sus colegas Santi y Juli de Love of Lesbian a cantar con ellos y volvieron a cantar.
El viernes cerramos la semana dedicada al diseño preparando un fin de semana de disfrutar de la arquitectura con 48H Open House BCN.
Ojalá se hicieran más a menudo iniciativas como éstas. ¿Cuál es la ventaja de Barcelona? Que siempre está preparada para estas cosas, que siempre te dice que sí si quieres bailar con ella, siempre te ofrece un buen plan para llevar a cabo. Por eso es mi bonito horizonte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario